Una cafetería acogedora.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

En nuestro viaje por Ucrania…

… este es uno más de los locales que fuimos a visitar en la ciudad de Ternópil para tomar algo. Este es sin duda, un Café pequeñito, llamativo y original.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

EL LOCAL:

Denominación: «MonFalcone Café».

Ubicación: st. J. Ciegos 5, Ternopil 46016, Ucrania

Su teléfono: 52 00 58 (096) 857 35 16

Su Web: http://monfalcone.com.ua/index.php/home

Horario de apertura: Abre de lunes a viernes desde las 07:00 horas hasta las 23:00 horas y los sábados y domingos de 09:00 horas hasta las 23:00, de forma ininterrumpida.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

LOCALIZACIÓN Y PROLIJA DESCRIPCIÓN:

Este local, el «MonFalcone Café», fue inaugurado en 2011 y está instalado en el centro de negocios, servicios y comercial de la ciudad de Ternópil. El entorno es agradable, está en una calle muy concurrida de gente y hay bastantes oficinas a su alrededor. Está dentro de la almendra principal de la ciudad y existen en la zona bastantes plazas de aparcamiento.

El local es muy chiquitito, pulcro y muy limpio, casi aséptico. A pie de calle, en su entrada principal en forma de arco, tiene un gran ventanal que deja entrar una luz natural envidiable. En la parte exterior hay una acera lo bastante ancha como para tener una terraza al aire libre con algunas mesas bajo un par de hermosos parasoles.
La entrada tiene un leve escalón para acceder al interior, donde hay un par de mesas altas con ceniceros, para que los fumadores puedan ejercer su vicio libremente sin engorrinar ni tirar colillas a la calle. Junto a la puerta, en la acera, hay una curiosísima escultura de bronce a tamaño natural, de un “currito” saliendo del hueco de una alcantarilla con la tapa al lado y una llave inglesa.

La distribución de el «MonFalcone Café» se divide en dos plantas: Una vez entramos, hay un pequeño portalillo con unas escaleras de bajada a la derecha y otras escaleras, esta vez de subida, al lado izquierdo, con un pasamanos en todo su recorrido.
En la parte de abajo y al fondo, está instalada la cocina, a la derecha el mostrador, no muy grande y frente a éste dos o tres mesas chiquitas con sus sillas, todo de madera.

En la parte superior hay un pequeño saloncito con percheros de patas, mesas y sillas de madera y algunas butacas tapizadas en escay. Tiene como un pequeño balcón, desde donde a través de su gran cristalera se ve la calle y la terraza de afuera. En esta planta y acorde al tamaño del local, se encuentra también “el” cuarto de baño. Digo “el”, por el hecho de que sólo es uno y es de uso unisex. Limpio como la patena. Hago especial hincapié en el aseo porque es especialmente curioso, por su cisterna y grifería de latón y el precioso lavabo de piedra empotrado dentro de una encimera forrada de pequeñas teselas policromáticas de colores brillantes conformando un bonito mosaico.
El techo está abovedado y atravesado con columnas de madera, que resaltan aún más los tubos de la ventilación metálicos pintados en color rojo. Los suelos de la parte de abajo están alicatados de losetas cerámicas y la parte superior tiene todo el suelo de lamas de madera cruda. Las paredes están pintadas de estuco en color crema y la decoración no es hortera ni excesivamente recargada: se compone de muchos cuadros, mapamundis, algunos relojes y un enorme lamparón en la entrada.

Las mesas están sin vestir, ni con tela ni con papel, la madera desnuda y servilletas de papel en un dispensador. El espacio es muy justito, pero como para no darse codazos con el comensal de al lado. Las sillas son bastante cómodas, parecen robustas y aceptan nalgas de gran tamaño.
De fondo y a un volumen correcto, suena una buena y agradable emisora de radio de fórmula musical.

El nombre del local, «MonFalcone Café», proviene de la ciudad de Monfalcone, situada en el norte de Italia.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

EL SERVICIO:

Muy bueno, magnífico, amable y muy eficaz.
Un nutrido equipo mixto de chicos y chicas de la zona, bastante jóvenes pero con buenas tablas.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

QUÉ TOMAR:

Las especialidades de este local son de tipo ‘trattoria’, ‘ristorante’, ‘pasticceria’ y heladería. Preparan fundamentalmente platos y postres de la gastronomía italiana, un tipo de cocina que gusta mucho por estas latitudes:

PASTAS:

Espaguetis, Tallarines, Tagliatelle… combinadas al gusto con salsas diversas: atún, pesto, boloñesa, parmesana, carbonara, fungí, putanesca, arrabiata …

ENSALADAS:

• Ensalada de remolacha asada, queso de cabra y nueces.

• De remolacha, manzana, queso feta, nueces, lechuga, rúcula, aceite de oliva y atún.
• Ensalada de atún, judías, tomates ‘cherry’, lechuga, rúcula, cebolla y aceite de oliva.

• Ensalada con pollo a la parrilla, queso feta, lechuga, cebolla, arándanos, uvas, nueces, salsa de mostaza y miel.
• Ensalada ‘César’, con pechuga de pollo, salsa César, lechuga, tomates ‘cherry’, picatostes y queso parmesano.

• Ensalada de judías con queso feta, cebolla azul, semillas de sésamo y tostadas.

DE CUCHARA:

• Crema de guisantes.
• Crema de hongos.
• Sopa de pollo con tallarines.

SEGUNDOS PLATOS:

• Filete de caballa con verduras.
• Pollo con puré de apio y salsa ‘Demiglace’.
• Medallón de cerdo con salsa de granada.
• Ternera con foie y puré de patata.
Todo esto con guarnición de verduras a la parrilla y patatas asadas al horno con pesto.

POSTRES:

• Tarta de hojaldre con crema pastelera y almendras laminadas.
• Tiramisú, el tradicional postre italiano.
• Tarta de queso con salsa de bayas frescas.
• Tarta de chocolate con nueces.
• Panna-cotta con salsa de frutos rojos.
• Strudel de manzana con una bola de helado.
• Milhojas de cereza con crema de mantequilla.

DESAYUNO:

A la hora del desayuno se pueden tomar en el «MonFalcone Café», unas tortillitas francesas con jamón o atún o Sándwiches a la plancha con esos mismos ingredientes. Pero lo que es realmente sorprendente es el café, preparan un expreso que es realmente antológico, tanto para tomar allí mismo, como para llevar y si lo acompañamos de una especie de buñuelo de queso fresco con nata agria o mermelada llamado «Syrniki», es para que nos dé una hemorragia de satisfacción.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

NUESTRAS VISITAS:
Nosotros hemos parado varias veces en este local, por el hecho de estar tan céntrico y casi siempre a tomar café o como mucho algún dulce y refrescos a base de tés e infusiones naturales.
Pagamos 40,00 «Grivna» por un café con leche y un té de arándanos frío. Para nosotros al cambio: algo menos de 2 euros (2,00 €).

Salimos de allí siempre con un profundo sentimiento de satisfacción y de haber tomado un café realmente rico.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

EN RESUMEN:

••••> El «MonFalcone Café», es realmente agradable. Este es sin duda un local muy llamativo, original y bonito. Decorado y distribuido de una forma muy singular, sobre todo el cuarto de baño.

••••> El servicio: Muy bueno, magnífico, amable y muy eficaz.

••••> El precio: Bajo mi punto de vista (muy humilde), creo que la cuenta que pagamos por aquel café y un té helado con arándanos, fue más que atractiva para un desayuno de esas características.

••••> La situación es muy buena, en el centro de la ciudad de Ternópil.

••••> Muy recomendable para comensales agradecidos, de buen comer y beber, con «buen saque», como yo. Salimos de allí bien satisfechos.

 

Un abrazo fuerte y gordo para todos.
AntxonMari (mayo 2017).

syrniki  AntxonMari.jpg

Anuncios