http://www.ciao.es/Stary_Mlyn_Ternopil__Opinion_2330979

 

El viejo molino.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

En nuestro viaje por Ucrania…

… este no es “uno más” de los locales que fuimos a visitar en la ciudad de Ternópil para comer. Este es sin duda el más llamativo, original y bonito de todos los que hemos conocido, pero con mucha diferencia. Les cuento:

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

EL RESTAURANTE:

Denominación: Restaurante «Stary Mlyn».

Ubicación: Brodovskaya St. 1a, Ternopil 46016, Ucrania

Su teléfono: + 380352519555

Su Web: http://samogon.org/stary_mlyn/

Horario de apertura: Abre todos los días desde las 11:00 horas hasta las 23:00 horas, de forma ininterrumpida.

Este local, el «Stary Mlyn», aparece referenciado en TripAdvisor como el mejor restaurante de la ciudad de Ternópil, el número uno, con ‘Certificado de Excelencia’.

https://www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g681180-d3264658-Reviews-Stary_Mlyn-Ternopil_Ternopil_Oblast.html

La traducción literal de «Stary Mlyn» al castellano es “Viejo Molino” y su escritura en cirílico es así:

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

LOCALIZACIÓN Y PROLIJA DESCRIPCIÓN:

Este restaurante, como su nombre indica, está construido sobre la base estructural de un antiguo molino de agua a las afueras de la ciudad de Ternópil. La verdad es que el entorno no es bonito, está a pie de calle de una avenida muy concurrida de tráfico y no hay nada reseñable a su alrededor. Está dentro de un recinto cerrado con unas cuantas plazas de aparcamiento en su interior.

El fin de la reconstrucción, la gran reforma e inauguración del «Stary Mlyn» fue allá por 2003, hace relativamente poco. Ya la fachada es en sí, es una auténtica maravilla que me recuerda mucho al estilo de la arquitectura de nuestro genial Antoni Gaudí, por ese aspecto de modernismo y formas onduladas en los elementos estructurales, así como en los funcionales y decorativos. Se integran en la arquitectura toda una serie de trabajos artesanales de lo más diversos: cerámica, vidriería, mosaicos, forjados de hierro, carpintería o antiguos aperos de labranza y ganadería.

El edificio se divide en tres plantas, una terraza al aire libre en la segunda y una pérgola cubierta en el patio exterior con varias fuentes de agua corriente. También hay un viejo vagón de tren, a modo tan sólo decorativo. Dispone de varios comedores y ambientes, dependiendo del número de comensales.

El interior del «Stary Mlyn» es un auténtico museo, donde los objetos y la decoración son bastante abundantes. Hay una chica vestida con el traje típico nacional ucraniano, que en pequeños grupos, hace un recorrido turístico por todo el edificio para poder ver y disfrutar de todas sus instalaciones y de sus más de tres mil piezas de museo.

Tiene mesas de distintos tipos con asientos de lo más variados. Nosotros éramos ocho adultos y dos niños y nos acomodaron en una mesa giratoria, donde se ponen los platos y cada uno va dando vueltas para servirse. Esta mesa estaba sin vestir, ni con tela ni con papel, la madera desnuda y unas grandes servilletas de dispensador. Los cubiertos están dispuestos dentro de una especie de zueco de esparto. El espacio era suficiente como para no darse codazos con el comensal de al lado.

El «Stary Mlyn» dispone de dos pares de cuartos de baño, uno en la planta baja y el otro en el tercer piso. Ambos están tremendamente limpios, muy cuidados y son a cual más original y singular.

De fondo y a un volumen correcto, suena una buena y agradable música tradicional ucraniana.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

EL SERVICIO:

Muy bueno, magnífico, amable y muy eficaz.

Un nutrido equipo mixto de chicos y chicas de la zona, bastante jóvenes pero con buenas tablas.

La mayoría de los camareros y camareras van ataviados con trajes y vestidos tradicionales ucranianos. Otros visten una camiseta verde con una «L» en la espalda, que según nos contaron al preguntar, éstos, son “novatos” o extras y van diferenciados para que los clientes seamos menos duros o exigentes y más tolerantes con ellos por sus eventuales fallos o errores en el servicio. Esto no lo había visto antes en ningún sitio jamás y me pareció muy original.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

QUÉ TOMAR:

El «Stary Mlyn» ofrece un modelo de la gastronomía y gran variedad de platos tradicionales, preparados según antiguas recetas de los distintos pueblos que han ocupado en los diferentes momentos de la historia esta antigua región llamada «Galicia»: ucranianos, polacos, judíos o austriacos. Muchos de estos platos se preparan en hornos y parrillas de leña. En este horno cuecen además su propio pan.

Preparan unas deliciosas salchichas ahumadas, jamón smachnyuschi, borschyk, una enorme variedad de guisos, sopas y ensaladas frías y templadas. Suelen usar casi siempre carne de pollo y cerdo, es muy raro encontrar ternera, cabrito o cordero en los restaurantes ucranianos. Para cocinar dicen usar sólo productos naturales de granjas y huertos propios.

El tercer piso del restaurante está diferenciado del resto, tanto en ambiente como en diversidad gastronómica. En este piso, el comedor está decorado como si fuera el interior del estómago de una ballena y hay un acuario donde crían mariscos vivos. La especialidad en este comedor como es evidente, es el pescado, el marisco e incluso el ”Sushi”, donde preparan varias recetas con este tipo de productos.

Para los postres, elaboran un helado muy cremoso de yogur casero con mermeladas artesanales y nueces, que son de auténtico pecado mortal, entre otras delicias y disponen de una extensa carta con una gran cantidad de tartas, todas caseras y con una pinta que quita el hipo.

En el «Stary Mlyn» disponen también de una buena variedad de vodkas, licores nacionales y de una estupenda bodega con vinos de cierta calidad.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

NUESTRO MENÚ:

Nosotros éramos ocho personas y de entrada, ya nos vimos sorprendidos cuando nos trajeron la carta, que son tablas de madera con el menú tallado, muy original.

Pedimos varios platos de “picoteo” para compartir:

••••> Para empezar dos ensaladas: una de repollo, remolacha y ajo y otra templada de pollo, bastante sabrosas.

••••> Una sartenada de carne en salsa de nata con queso gratinado. Delicioso.

••••> Varios platos de distintos estofados, a cual más rico.

••••> Varias chuletas y tacos de carne marinada de cerdo al horno o a la parrilla con guarnición de unas espectaculares patatas asadas aliñadas con una salsa sensacional.

••••> De postre pedimos varios helados de yogur caseros y un par de porciones de tarta espectaculares.

••••> Para regar esta magnífica pitanza pedimos varias rondas de cervezas locales, un par de botellas de vodka -que es tradición beber durante la comida en chupitos al grito de “Nasdrovia”, deseando ‘salud’ al resto de comensales- algunos refrescos y agua mineral con gas.

Todas las raciones son bastantes generosas en cantidad y vienen servidas y presentadas en curiosos platos y bandejas de madera.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

LLEGA LA “DOLOROSA”:

Por la atención y consumición anteriormente descritas, pagamos 1.121,75 «Grivna». Para nosotros al cambio: algo menos de unos sesenta euros (60,00 €) entre ocho adultos y dos niños. Para nuestros bolsillos, bastante barato, para la economía local, una barbaridad.

Escrito con bolígrafo fosforescente a mano en el recibo, nos desean que pasemos un buen día.

Salimos de allí con un profundo sentimiento de satisfacción y de haber comido y bebido realmente bien.

## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## • ## •

EN RESUMEN:

••••> El «Stary Mlyn» es realmente excelente. Este es sin duda el restaurante más llamativo, original y bonito de todos los que hemos visitado en Ucrania, pero con mucha diferencia. Decorado y distribuido de una forma muy singular.

••••> El servicio: Muy bueno, magnífico, amable y muy eficaz.

••••> El precio: Bajo mi punto de vista (muy humilde), creo que la cuenta que pagamos por aquella magnífica comida fue más que atractiva para un menú de esas características.

••••> La situación no es bonita, pero no es esto ni mucho menos razón para no visitar este singular restaurante.

••••> Muy recomendable para comensales agradecidos, de buen comer y beber, con «buen saque», como yo. Salimos de allí bien satisfechos.
IMG_20160601_163545IMG_20160601_163635IMG_20160601_163922IMG_20160601_163954IMG_20160601_164109IMG_20160601_164149IMG_20160601_171840IMG_20160601_172709IMG_20160601_174112IMG_20160601_175133IMG_20160601_175149IMG_20160601_181323IMG_20160601_181433IMG_20160601_181441IMG_20160601_181708IMG_20160601_181943IMG_20160601_182052IMG_20160601_182139IMG_20160601_182211IMG_20160601_182244IMG_20160601_182315IMG_20160601_182722IMG_20160601_182743IMG_20160601_182813IMG_20160601_182849IMG_20160601_182925IMG_20160601_183246IMG_20160601_183246~2IMG_20160601_184432IMG_20160601_184642IMG_20160601_185358IMG_20160601_185440IMG_20160601_185445IMG_20160601_185450IMG_20160601_191350IMG_20160601_191403mlyn1-modal_0001_mlyn4mlyn1-modal_0002_mlyn2mlyn1-modal_0003_mlyn1teselas baño
Anuncios